Blog de autoescuela GO!!!

Primera autoescuela low cost de Bizkaia

Cómo usar embrague cinco consejos

Cómo usar el embrague correctamente: 5 consejos

10 mayo, 2021 - Autoescuela GO!!!

En este post te explicamos cómo usar el embrague correctamente a través de cinco consejos sencillos de poner en práctica.

Uno de los mayores quebraderos de cabeza que se nos plantean cuando empezamos a hacer las primeras prácticas con el coche (e incluso después), y un factor que hay que dominar a la perfección de cara al examen práctico, es cómo usar el embrague correctamente para que el coche ‘no sufra’ y las marchas entren como deben. En este artículo te proponemos 5 consejos que te servirán para embragar adecuadamente. ¡Toma nota!

Cómo embragar correctamente… y desembragar

Pero antes, deberías saber que al accionar el pedal del embrague se ‘desembraga’, o lo que es lo mismo, los discos que componen el embrague proceden a separarse, por lo que no se transmite la energía producida por el motor. Por contra, al levantar el pie del embrague se ‘embraga’.

Igualmente, para usar el embrague correctamente, es necesario tener en cuenta que siempre, siempre, al soltar el embrague (o embragar) hay que hacerlo suavemente y con tacto. De realizar la operación de forma brusca notaremos cómo el coche sufre un ‘tirón’ al experimentar una desaceleración o aceleración de golpe.

Del mismo modo, durante el cambio de marchas, hay que acelerar de forma progresiva mientras se quita el pie del embrague de forma suave.

Dicho esto, es el momento de…

5 consejos para usar el embrague de forma correcta

1. Arranca acelerando suavemente. De este modo lograremos que el embrague no patine, y para ello es aconsejable comenzar la marcha soltando el pedal progresivamente y acelerar sin que el motor supere las 1.200-1.300 rpm.

2. ¡Pisa a fondo! Ok, ya somos conscientes de que, al levantar el pie del embrague lo tenemos que hacer con delicadeza. Pero, para desembragar bien, es necesario pisar a fondo el pedal hasta el final de su recorrido, no a medias.

Así conseguiremos maniobrar de forma adecuada la palanca de cambios para que se pueda engranar la marcha sin que se experimenten fricciones.

3…Y retira a fondo también. Esto es, al igual que hemos procedido a accionar el embrague en su totalidad, también tendremos que retirar posteriormente el pie completamente de este pedal.

4. No tengas el pie izquierdo en el pedal mientras conduces. Lo sabemos, en ocasiones de manera inconsciente y especialmente en trayectos largos tenemos el mal hábito de descansar el pie izquierdo en el embrague en lugar de hacerlo, como debemos, en el reposapiés.

Se trata de una conducta que puede dañar el estado del pedal, aunque la presión que se ejerza sobre el mismo sea pequeña, porque sin quererlo provocamos que el embrague patine de forma continua, por lo que puede quemarse en muy pocos kilómetros. Cuidado que la reparación de un embrague es una de las averías más caras a las que puede enfrentarse un vehículo. Se estima que su arreglo ronda los 1.000 euros.

5. ¿Es problema nuestro, o del pedal? Una vez dispongas del carnet y de tu propio coche, preocúpate de vigilar el buen estado del embrague, ya que con el paso del tiempo y debido a su frecuente empleo terminará por desgastarse y quedar inutilizado. Si notamos durante su uso que está duro, o que patina… seguramente es que esté defectuoso.

Se recomienda que cuando el coche lleve acumulados en torno a los 100.000 kilómetros estemos vigilantes a ese respecto. Y ojo, que no es lo mismo el desgaste del embrague que la rotura del sistema hidráulico, una incidencia habitual a lo largo de la vida útil de este pedal.

Un buen uso del embrague te ayudará a superar el examen práctico, a realizar una conducción eficiente una vez tengas el carnet, a alargar la vida del pedal… y a ahorrarte un buen dinero en su reparación.

Autoescuelas en Bilbao para motos

Categorías: Consejos conducción

Etiquetas:

Deja un comentario

Artículos relacionados

Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.

Síguenos